En breve, el mercado va a reconocer el valor del Asistente Virtual, el cual será contratado al inicio de cualquier proyecto empresarial, tal y como hoy se contrata a un diseñador o a un contable.